WEB EN PRUEBAS, WEB EN PRUEBAS
Gastos de envío 5 euros
Envíos contrareembolso
¿ Quieres publicar un pequeño relato en esta web? envíalo y lo subiré gustosamente.

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho” Cervantes

Apuntes de la Historia, J. Ossorio: Reseña: Mujeres en tiempos de Augusto


Este volumen, dedicado a la
memoria de la profesora Mari Luz Blanco Rodríguez, reúne veintiséis trabajos
académicos que, elaborados por especialistas italianos y españoles
pertenecientes tanto al Derecho como a la Historia y la Arqueología, buscan
explicar los elementos principales a los que se hallaba sujeta la condición
femenina en la Roma de finales de la República e inicios del Imperio. Aunque la
obra se articula en siete apartados de desigual extensión, básicamente
encontramos en ella dos tipos de aportaciones: las que explican el contexto
–económico, político, religioso y cultural– en que se desarrollaba la vida
femenina en Roma, y las que se centran en repasar la vida y significación
histórica de buena parte de las mujeres de las que ha quedado constancia en las
fuentes. El primer bloque de contenidos, titulado «Derecho y mujer durante el
Saeculum Augustum», incluye dos aportaciones. En la primera, realizada por
Giovanna Coppola y destinada a explicar la posición jurídica de las mujeres en
tiempos de Augusto, se da cuenta de cómo se fue conformando, poco a poco, toda
una legislación destinada a regular las costumbres y a fomentar un aumento de
la población cuyo éxito, en la práctica, es más que cuestionable. La brevísima
aportación de Rosa Mentxaka, por su parte, busca hacer hincapié en una Lex
Municipii Troesmensium –un comentario a la Lex Iulia de maritandis ordinibus de
18 a. C. hallado en una población de la actual Rumanía– que nos demuestra cómo
esta ley seguía, a finales del siglo II d. C., perfectamente vigente en una
remota localidad del Imperio situada en la desembocadura del Danubio. En
«Mujeres en los albores del siglo I a. C.» se agrupan seis artículos que
abordan las figuras de algunas de las mujeres de la época cuyas biografías han
sido menos estudiadas hasta el momento. Leo Peppe analiza, a través de las
Verrinas, la utilización instrumental de las mujeres por parte de Cicerón a la
hora de difamar, durante las sesiones de un juicio, a un gobernador romano
corrupto, Verres, que se habría sometido, tanto en Roma como en Sicilia, a los
deseos de unas mujeres que son a veces calificadas de meretrices. Seguidamente,
Rosa Mentxaka, en un artículo esta vez más extenso, analiza las virtudes
matronales a raíz de un maravilloso epígrafe funerario femenino que se ha
conservado y que, datado por los especialistas entre los años 8 y 2 a. C.,
resulta el mejor exponente de la ideología subyacente a una «matrona ejemplar»
que, después de haber ayudado a su marido exiliado, llega a ofrecerle, debido a
su esterilidad, divorciarse voluntariamente de él para que este pudiera buscar
descendencia de otra mujer. A continuación, Victoria Rodríguez analiza la
figura de una de las mujeres más enigmáticas de los
momentos finales de la República, Servilia Cepionis, en su doble papel de madre
de Bruto y amante de Julio César. En concreto, se destaca la inteligente
política que esta llevó a cabo para tratar de con-ertir a Bruto en el sucesor
de César. Sin embargo, sus aspiraciones se vieron truncadas a raíz de la
participación de su hijo en el famoso atentado de los idus de marzo. A renglón
seguido, José Miguel Piquer vuelve a introducirnos en la obra ciceroniana, pero
no ya para analizar el tratamiento que reciben las mujeres durante sus
discursos, sino para arrojar nueva luz sobre su vida conyugal con Terencia, una
mujer que, además de alcanzar, al parecer, la nada desdeñable edad de 103 años,
supo gestionar con habilidad e independencia un extenso patrimonio familiar. Su
figura, a medio camino entre a idealización absoluta de Cornelia y la completa
denigración de la que fue objeto, por ejemplo, Julia, resulta fundamental para
comprender a la aristócrata romana «de carne y hueso». Clodia, por su parte, es
analizada en la aportación de Inés Iglesias a través de la pluma de los dos
hombres que más escribieron acerca de ella: su amante Catulo y su enemigo
Cicerón. Lejos de transmitirnos la imagen de una perfecta matrona, lo que se
desprende de estos escritos es el surgimiento de un nuevo modelo de mujer
«sexualmente liberada» que intentaba encontrar su espacio en medio de la
tumultuosa sociedad tardorrepublicana. Con todo, como se recuerda a la
perfección al final del artículo, hay que tener en cuenta que estos testimonios
proceden de «un enamorado despechado y de un abogado hostil» (p. 181), por lo
que no podían ser, en absoluto, objetivos. Para finalizar con este primer grupo
de biografías, Gema Polo recuerda a Atia, la madre del futuro Augusto,
aludiendo tanto al determinante papel que jugó en la educación de su hijo como
en su calidad de transmisora de los mores maiorum a una nueva generación que
tendría en su hija Octavia y en su nuera Livia sus principales exponentes.



Apuntes de la Historia, J. Ossorio: Reseña: Mujeres en tiempos de Augusto: Rodríguez LóPez, R., Bravo BosCh, m. J. (eds.): Mujeres en tiempos de Augusto: realidad social e imposición legal. Valencia: Tirant...

Maquetas históricas recortables gratishttp://librosgratispapercraftymas.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario