WEB EN PRUEBAS, WEB EN PRUEBAS
Gastos de envío 5 euros
Envíos contrareembolso
¿ Quieres publicar un pequeño relato en esta web? envíalo y lo subiré gustosamente.

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho” Cervantes

Historia de la Revolución Francesa, Norman Hampson






PVP: 4.00 Euros

Título: Historia de la Revolución Francesa
Autor:  Norman Hampson
Idioma: Español
Editorial: Alianza
ISBN: 84-206-9227-1
Estado: Bien, páginas amarillas, edición de 1984


A raíz del bicentenario de la Revolución Francesa ha habido una última floración de interpretaciones de este fenómeno, que después de dos siglos sigue teniendo una entidad tan fluida como controvertida. Los últimos libros parecen tener su centro de interés en el tema de la ''necesidad histórica'' de aquélla, algo que en fases anteriores no se había cuestionado (salvo en la historiografía heredera de sus víctimas), y tanto en la misma Francia (Furet) como en España (De la Cierva) se abre camino la tesis de que no sólo existían otras alternativas de evolución social y política en sentido positivo, dentro de la dinámica iniciada por la Ilustración, sino que el proceso revolucionario fue un factor ''perverso'' que hizo resucitar fuerzas decadentes, a punto de desaparecer, de tipo tradicionalista, dándoles una nueva fuerza y produciendo una fisura dramática en la ''elite'', atrapada entre unos ideales racionalistas consustanciales a un optimismo filantrópico, y la defensa de valores e intereses (personales, de clase, territoriales o religiosos) contradictorios con las últimas consecuencias de sus planteamientos reformistas (en España o en Prusia es donde mejor se pudo observar este desgarramiento). También se ha puesto últimamente énfasis en el saldo humano y económico que arrojó el período revolucionario, sólo en Francia, y si bien el primero es insignificante si lo ponemos en relación con las masacres del siglo XX (apenas, como dice Hampson, 40.000 víctimas directas del terror de una u otra clase), fue un verdadero ''shock'' en el contexto de la época, ocupada como nunca antes en eliminar la tortura e incluso la pena de muerte. Pero lo que hoy se pone de manifiesto de modo más evidente es el daño sufrido por la riqueza del país, que se empobreció en términos generales, interrumpiéndose así además una tónica ascendente, de gran vitalidad, iniciada unas décadas antes. La revolución, en Francia, sólo sirvió, en este sentido, para favorecer transferencias especulativas y, en mucha menos medida, para beneficiar al campesinado tras la venta de los bienes nacionales. Todo ello sin contar con la ventaja que este estado de cosas dio a Inglaterra, la cual, a pesar de su enorme esfuerzo financiero durante más de veinticinco años, salió más rica, más poderosa y con un aparato industrial renovado que la convirtió en la primera potencia mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario